domingo, 7 de abril de 2013

Inundaciones históricas del río Azuer en Membrilla


(III) De 1950 a 2010

En estos 60 años, el río Azuer ha sufrido la mayor transformación de la historia, a los avatares meteorológicos, sequías prolongadas y lluvias persistentes en cortos periodos de tiempo, se unió la acción del hombre con la construcción del embalse del Puerto Vallehermoso y la consiguiente desecación y degradación de su cauce.




“Anegada llanura manchega,
espejo de agua horizontal,
conspiras con el río y con el viento,
para sentir, como siente el mar…[1]

“Las nubes están llorando
y el Azuer viene crecido,
después de un tiempo dormido
su cauce está rebosando”[2].

“Dime sin miedo río Azuer,
cuéntame ya tu secreto,
no temas ser indiscreto
al revelar tu proceder”[3].

“El agua, el agua del cielo que viene a darle sentido a esta cuenca, al Azuer en la Membrilla del campo, del necesario y tonificante paseo al Espino y los puentes, al Rezuelo de murmullo artesano, a los caminos romeros que celebran la vida… El agua que filtra su savia a la vega o penetra calares, que colma veneros de nombre latino (acuífero)”[4].

“Cuéntame tu historia, río
háblame de tus andanzas
explícame los rumores
que van diciendo tus aguas”[5].


 1955
Abril

“En Manzanares se registraron importantes subidas de nivel en el río Azuer[6]”.

1960
Febrero


“Continúa el temporal de lluvias en la provincia de Ciudad Real…..El Azuer ha cubierto toda la vega en el término de Carrizosa[7]”.


“Daimiel. Una semana de lluvias continuadas. El río Azuer ha crecido extraordinariamente, en contraste con el cauce casi seco de otros años, y el campo y la ciudad se resienten ya del exceso de humedad”[8].


“El temporal de lluvias origina el desbordamiento de los ríos de la provincia…..El Azuer por su parte ha cubierto por completo toda la vega en el término de Carrizosa lo que de prolongarse algún tiempo daría lugar a pérdidas de consideración”[9].

1962
marzo


“Las lluvias en Manzanares han provocado el desbordamiento de río Azuer. Han tenido que ser evacuados numerosos caseríos de las huertas. Muchas casas de labor tienen 20 centímetros de agua y existen grandes lagunas en todas partes”[10].

“El puente de la Reina Juana de Castilla, en Manzanares, derrumbado. A causa de la gran riada del Azuer”[11].

El 26 de abril de 1962, conocido desde entonces como “El día de la avenida”, el agua entró en Membrilla por las zanjas que había al lado de la carretera del Moral hasta el convento de las Monjas.
Aunque causó la lógica expectación y alarma el agua llegó de forma remansada sin causar grandes daños.
Román Bellón lo recuerda especialmente porque celebró su boda. Cuenta que el día amaneció despejado y con un sol radiante y todo apuntaba que los novios y acompañantes podrían disfrutar de un gran día de boda, pero todo empezó a torcerse a las 12 de la mañana. El cielo empezó a encapotarse y a desarrollar lo que resultaría una gran tormenta. Un pequeño claro por la tarde permitió finalmente la celebración de la boda.
El mes de marzo había sido especialmente lluvioso, 137 litros por metro cuadrado y la gran tormenta de primera hora de la tarde agravó la situación provocando una gran crecida del río Azuer. Se generaron sucesos y anécdotas de todo tipo. José Villalta, molinero del Rezuelo tuvo que sacar a hombros de la casa situada entre los dos ríos donde se encontraban, en un tiesto improvisado como barca, al matrimonio conocido como “Papahuchas”.
Un vendedor de habas que venía de Moral de Calatrava para vender al día siguiente quedó con su carro atascado varios días en el Espino.
Los mozos de la época rompieron la carretera y los paseos del Espino para favorecer que el agua continuara camino de Manzanares. Como a otros jóvenes, a José Jiménez Villalta, que tenía entonces 11 años, lo levantó su padre de la cama a las doce de la noche para ver la magnitud de la inundación. Al día siguiente por la mañana las aguas empezaron poco a poco a volver a su cauce.

La prensa de la época también dejó constancia. El diario Lanza publicaba el 27 de abril de 1962:

“El temporal causa considerables daños en las comarcas de Manzanares y Alcázar de San Juan.
Se han anegado muchas hectáreas de terreno y los cultivos sufren sus efectos. En algunas fincas los huertanos han tenido que evacuar las viviendas. El temporal de agua ha anegado centenares de hectáreas en esta comarca, ha invadido carreteras y ha cortado líneas telefónicas. No ha habido víctimas pero los daños son cuantiosos. Desde hace 48 horas llueve sin interrupción y graniza en esta zona de la Mancha. Los trastornos que el temporal ha causado son considerables. Diversos cultivos han sufrido los efectos de la inundación y las llanuras se han convertido en inmensas lagunas. Las aguas cortaron la carretera de Manzanares a Argamasilla de Alba en el km. 7. La Guardia Civil montó un servicio de seguridad para evitar desgracias. Las líneas telefónicas quedaron cortadas y se trabaja en su reparación.

El río Azuer se ha desbordado en numerosos puntos de la vega entre Membrilla y Manzanares y ha anegado las huertas y cortado los caminos vecinales interrumpiendo el paso a Membrilla. Los huertanos han tenido que evacuar las viviendas. Las aguas alcanzan un metro sobre su nivel ordinario. En algunas fincas la rapidez de la crecida de las aguas solo permitió a los labradores ponerse a salvo con las caballerías, teniendo que dejar abandonados los enseres. Las aguas llegaron a la altura de la carretera de circunvalación”.


“Impresionante tormenta en La Solana.
Una impresionante tormenta se desencadenó ayer tarde acompañada de grandes aguaceros. Se han medido 86 litros por metro cuadrado. A ratos también cayó granizo de gran tamaño que causó daños en viñedos y olivares”.


El Lanza se hacía eco el 28 de abril y el 2 de mayo de los efectos de las tormentas en Almodóvar del Campo y Puertollano.

30 de diciembre de 1962, crecidas del Azuer por las precipitaciones registradas desde el 20 de diciembre. El Instituto Nacional de Meteorología registró más de 74 litros en Manzanares y Bolaños de Calatrava el 30 de diciembre. Se registraron inundaciones importantes en Puertollano.

1963
Enero


“Fuertes lluvias en La Solana. Llueve intensamente en toda la comarca….Los ríos Azuer, Córcoles, Záncara y Cañamares han experimentado una nueva crecida”[12].


Febrero
“En Ciudad Real va remitiendo el temporal de lluvias desde hace cuarenta y ocho horas, aunque grandes extensiones de terreno están anegadas y ha sido preciso evacuar a sus ocupantes por el desbordamiento del Azuer”[13].

1970
Enero

“A su paso por Membrilla (Ciudad Real) el Azuer, afluente del Guadiana, ha cobrado insólito caudal después de las grandes lluvias y nieves caídas sobre aquella comarca manchega. Pero es un agua que beneficiará, pues se ha mantenido en su natural camino”[14].

1971
1, 2 y 3 de junio 1971, inundaciones en varios puntos de la provincia, entre ellos Membrilla. El diario Lanza se hacía eco de los daños en los días sucesivos. El 3 de junio relataba los efectos de una gran tormenta de agua y granizo en Pedro Muñoz el 1 de junio en la que cayeron cerca de 100 litros. El 5 de junio titulaba “Gravísimos daños ocasionados por el pedrisco en San Carlos del Valle” que tuvo lugar el día 2.

Este mismo periódico el día 8 de junio publicaba un artículo de Adolfo Fernández que repasaba la desastrosa situación de la agricultura provincial desde el mes de septiembre. Sequía en la época de siembra, heladas de hasta veinte bajo cero durante el invierno que destrozaron viñedos y olivares y a primeros de junio, inundaciones y pedriscos que terminaron con la mejoría en los cultivos por la generosas lluvias de abril y mayo.

Ante tal mala situación, en el pleno del Ayuntamiento de Membrilla del 1 de julio de 1971, el Alcalde dio cuenta de la visita al Sr. Gobernador Civil para solicitarle una subvención para mitigar el paro obrero producido por los últimos temporales.

Octubre de 1973.
En Membrilla cayeron en octubre 126 litros. En la provincia al igual que en el Levante se produjeron grandes lluvias e inundaciones. El Diario Lanza del 20 de octubre hablaba de los grandes daños en Daimiel a causa de las lluvias y del deficiente estado de la red de alcantarillado.

15 de noviembre de 1985, crecidas del Azuer por las precipitaciones registradas desde el 11 de noviembre. El Instituto Nacional de Meteorología registró 80 litros en Argamasilla de Alba y 93 en Llanos del Caudillo el 15 de noviembre.

5 de septiembre de 1989
Crecidas del Azuer por las precipitaciones registradas desde el 3 de septiembre. El Instituto Nacional de Meteorología registró 70 litros en Viso de Marqués y Alcubillas el 5 de septiembre.

6 de junio de 1993,
Inundaciones en Daimiel, Tomelloso, Membrilla, Manzanares, Valdepeñas y Ciudad Real. El Lanza del 9 de junio hablaba de las inundaciones en Alcázar y el resto de la provincia que anegó calles, campos y cortó carreteras. En Tomelloso decenas de kilómetros cuadrados resultaron anegados por el agua que llegaba de la Osa y el Bonillo.

10 de octubre de 1994,
Inundaciones en Villanueva de los Infantes, Membrilla, Montiel y Santa Cruz de Mudela.

El Diario Lanza del 11 de octubre de 1994 recogía la información de los daños producidos.

29 de diciembre de 1995,
Crecidas del Azuer por las precipitaciones registradas desde el 14 de diciembre al 12 de enero de 1996. El Instituto Nacional de Meteorología registró más de 200 litros caídos en nuestra comarca.

El día de máxima precipitación fue el 29 de diciembre con más de 60 litros.65.

En Membrilla, según registró el Colegio San José de Calasanz en su estación meteorológica cayeron 117 litros en diciembre de 1995 y 115 en enero de 1996. Estas lluvias llegaron después de un periodo prolongado de sequía que se inició en el verano de 1993. Provocaron gran cantidad de problemas en varios pueblos y carreteras de la provincia, pero garantizaron el abastecimiento a las poblaciones por el aumento del agua embalsada y el incremento entre 10 y 12 metros en el nivel de los pozos del alto Guadiana.

Del 4 de diciembre de 1996 al 19 de enero de 1997 sucesivas borrascas barrieron la península de oeste a este. Las precipitaciones fueron continuas y cuantiosas durante este periodo superándose ampliamente los 200 litros por metro cuadrado.

30 de diciembre de 1996: Por el gran aporte de agua recibido, en el Pantano de “Vallehermoso”, tuvo que aliviar abriendo las compuertas, inundando esta agua desembalsada zonas de las poblaciones de Membrilla y Manzanares.

31 de diciembre de 1.996: Por la crecida del Río Azuer (por el desembalse de aguas del Pantano de Vallehermoso), se inundan zonas de chalet en la zona conocida como el Molino de Santa Ana (término municipal de Membrilla), provocando de igual manera cortes de carretera en sus inmediaciones.

17 de diciembre de 1997,
Crecidas del Azuer por las precipitaciones registradas del 15 al 22 de diciembre. El día de máxima precipitación fue el 17 de diciembre.

21 de Mayo de 2001.
El Diario Lanza del 22 de mayo hizo referencia a los problemas generados por la tormenta del día anterior en toda la provincia, siendo de especial gravedad en Fuente el Fresno, Manzanares, Valle de Alcudia y la comarca de los Montes. Los bomberos tuvieron que acudir a varios municipios por la saturación de los sistemas de alcantarillado.

9 de mayo de 2004,
El rio Azuer se desborda por su margen derecho, desde el puente de “Diego del Vado” sito en las proximidades del p.k. 6 de la CR-6031 (Membrilla CM-3109), término municipal de Membrilla, anegando una gran superficie de terreno cultivado y la carretera CR-P-6031 en dos tramos, por lo que es cortada al tráfico rodado. Los terrenos inundados van paralelos al margen izquierdo de la carretera CR-6031 entre los kilómetros 6 al 2 aproximadamente, en el paraje denominado María Martín del término municipal de Membrilla. Entre los Km 2,050 al 2,150 y del 2,800 al 3,000 de la CR-P-6031, el agua salta del margen izquierdo al derecho de la vía.

Motivadas por estas inundaciones se presentaron 32 denuncias por daños producidos en las parcelas agrícolas que fueron atendidas por la justicia y la Confederación Hidrográfica del Guadiana tuvo que indemnizarlos con una cantidad cercana a los 60.000 €.

Mayo de 2007
Crecidas del Azuer por las precipitaciones registradas el 23 y 24 de mayo que provocaron grandes daños en la comarca de Alcázar de San Juan. En Alameda de Cervera se recogieron más de 240 litros por metro cuadrado en 24 horas.

2009
Marzo

Por el mal estado del cauce del Azuer se registraron desbordamientos que afectaron a más de 28 hectáreas de 64 parcelas de los polígonos 59, 71 y 72.

Los 19 días de lluvia del mes de diciembre de 2009 acumularon sobre Membrilla 206,5 litros por metro cuadrado, la cifra más alta registrada en un mes desde que se disponen datos en 1948. Las lluvias y los desembalses del pantano de puerto Vallehermoso provocaron la primera avenida el 24 de diciembre dejando la vega inundada hasta bien entrada la primavera de 2010. Sucesivas crecidas del río tuvieron lugar el 31 de diciembre, 5 de enero y 20 de febrero de 2010.

Las carreteras CR-6031 y CR-6032 tuvieron que ser cortadas en varias ocasiones. Los muros del recinto ferial del Espino fueron derribados la tarde-noche del 31 de diciembre para permitir la salida del agua en dirección a Manzanares evitando así la entrada en el casco urbano. Aún así las inundaciones provocaron daños en cultivos y propiedades agrícolas. El Ayuntamiento de Membrilla registró y tramitó las reclamaciones de daños en 303 propiedades de 281 personas con una superficie superior a las 409 hectáreas de diversos cultivos, principalmente cereal.

El 7 de diciembre de 2010 cayeron sobre Membrilla más de 60 litros. En todo el mes de diciembre de 2010 se registraron 199 litros por metro cuadrado El Azuer que no había dejado de correr en todo el verano vio aumentado su caudal por las aportaciones de los arroyos y cañadas y por los nuevos desembalses del pantano de puerto Vallehermoso. El 8 de diciembre el río empezó a desbordarse en diversos puntos.


Fuentes:
 ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro, “Membrilla en torno a la restauración de su Plaza Mayor, 1700-1732” Ayuntamiento de Membrilla 2009.

ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro en  “La Guerra de la Independencia en Membrilla, 1808-1814” editado por la Diputación de Ciudad Real en 2008

ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro “Cosme de Médicis en Membrilla.1668. (1)” Revista informativa del Ayuntamiento de Membrilla 2004.

ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro, “Los primeros molinos de Membrilla y sus propietarios”, Programa de Desposorios 2009

ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro, ““La revolución democrática en Membrilla (1868-1875)”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.

ALMARCHA JIMÉNEZ, Pedro y JIMÉNEZ VILLALTA, Enrique, “Mattía Battistini y Dolores Figuero, una pareja ilustre de Membrilla”, 2012.

BERMÚDEZ GARCÍA-MORENO, Antonio, “Manzanares bajo el reinado de Alfonso XIII, 1902-1931”,  2ª edición corregida y aumentada 2008.

BERMÚDEZ GARCÍA-MORENO, Antonio, “República y Guerra Civil en Manzanares (1931-1939) II”, Biblioteca de Autores Manchegos Diputación de Ciudad Real, 1991.

BLÁZQUEZ, Antonio. "La Mancha en tiempos de Cervantes", Boletín de la Real Sociedad Geográfica, Tomo XLVII, pp. 307-333. (1905)

Catálogo Nacional de Inundaciones Históricas en las Cuencas del Guadiana y Sur. Instituto Nacional de Meteorología y Protección Civil. 2010

DEL VALLE CALZADO, Ángel Ramón (coordinador), “Historia agraria de Castilla-La Mancha S XIX-XXI”, Biblioteca Añil. Ciudad Real 2010.

DÍAZ-PINTADO PARDILLA, Juan, “Epidemias de paludismo en la Mancha del S. XVIII” Instituto de Estudios Manchegos nº 21 II Época 1991  

DÍAZ-PINTADO PARDILLA, Juan, “Epidemias de paludismo en la Mancha del S. XVIII,” Cuadernos del Instituto de Estudios Manchegos nº 21, II época, 1991.

HERVÁS Y BUENDÍA, Inocente, Diccionario histórico geográfico, biográfico y bibliográfico de la provincia de Ciudad Real”. Ciudad Real, 1914


JIMÉNEZ VILLALTA, Enrique (coord..) “Membrilla, crecida por el Azuer”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.

MARTÍNEZ VAL, José María, “Estudio Geoeconómico del alto y medio Guadiana”, Instituto de estudios manchegos 1977, Nº 7 II época.

MOYA GARCÍA, Concepción, “Espacios civiles y religiosos de Membrilla, en el paso del medievo a la modernidad, según los libros de visitas de la Orden de Santiago (1468-1550)”. Ayuntamiento de Membrilla 2011.

OTERO OCHAÍTA, Josefa, “Modernización e inmovilismo en la Mancha de Ciudad Real, (1931-1936) BAM, Diputación Provincial de Ciudad Real 1993

POTENCIANO DE LAS HERAS, Ángela, “Las inundaciones históricas en el Centro-Sur de la Península Ibérica, condicionantes geomorfológicos y climáticos”, Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid 2004

TRUJILLO LÓPEZ-MELLADO, Manuel, “Inundaciones históricas en la provincia de Ciudad Real”

VIÑAS MEY, Carmelo y PAZ, Ramón: Relaciones histórico-geográficas-estadísticas de España ordenadas por Felipe II. Ciudad Real. Centro Superior de Investigaciones Científicas. Madrid, 1971.


Libro de actas de las sesiones del pleno del Ayuntamiento de Membrilla


[1] De Juani Núñez Lara en “Membrilla, crecida por el Azuer”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.
[2] De Vicente Ballesteros Moraleda en “Membrilla, crecida por el Azuer”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.
[3] De Amalia Aparicio Jiménez en “Membrilla, crecida por el Azuer”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.
[4] De Isabel Villalta Villalta en “Membrilla, crecida por el Azuer”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.
[5] De Alicia Jiménez Muñoz en “Membrilla, crecida por el Azuer”, Ayuntamiento de Membrilla, 2011.
[6] Hoja del lunes, 25 de abril de 1955
[7] Hoja del lunes, 22 de febrero de 1960
[8] Lanza, 19 de febrero de 1960.
[9] Lanza, 22 de febrero de 1960.
[10] Hoja del lunes, 26 de marzo de 1962
[11] Lanza, 29 de marzo de 1962.
[12] Hoja del lunes, 7 de enero de 1963.
[13] Diario de Zamora, 19 de febrero de 1963.
[14] Hoja del lunes, 5 de enero de 1970.

1 comentario:

  1. Qué bonito Enrique. me ha encantado este canto al río Azuer.
    Teresa

    ResponderEliminar